Leyes sobre juego protección a ludpatas legislación

Una de las razones por las que la gente en Mexico es particularmente vulnerable al problema de la ludopatía es porque la liberalización del juego fue hecha de repente, sin una legislación clara y sin considerar el hecho de que inevitablemente un porcentaje de las personas que se involucran en el mundo de las apuestas va a desarrollar una patología con respecto a esa actividad que va de moderada a grave.

La ventaja que tiene el país de aprovechar la experiencia de otras regiones en el abordaje de este problema se ve minimizada por la falta de voluntad para incorporar a las leyes la obligatoriedad de parte de los empresarios del juego de brindar información en sus casinos sobre el problema y de tener responsabilidad sobre las consecuencias del juego en las personas.

A manera de ejemplo ponemos el caso de España un país donde los casinos estuvieron prohibidos durante mucho tiempo y que al empezar a permitirlos la población pasó de no conocer el juego compulsivo a ser el segundo país de Europa con más ludópatas. Para atender esta problemática la legislación española poco a poco ha ido incorporando algunas leyes que son más que nada de sentido común pero que inciden efectivamente en ayudar a minimizar los efectos negativos del juego en su sociedad.

Real decreto de 1997

Establece la competencia del estado español para regular el juego, ya sea concesionándolo a terceros u organizándolo.

Establece que el juego es motivo de una tasa impositiva especial; que son responsables solidarios del pago de impuestos y pago de multas los dueños de los locales donde se organice.

La tasa impositiva se calcula sobre los ingresos brutos y va desde el 20% de impuestos hasta el 55%, una parte del dinero va para atender asuntos sociales tales como el tratamiento a ludópatas.

Real Decreto de 1981

Autoriza la operación de máquinas tragamonedas en España –en México están prohibidas por el reglamento de juego de la Secretaría de Gobernación, pero operan amparadas o con el permiso tácito de las autoridades-.

Se aplica una cuota única anual por el permiso de operación de cada máquina por  que depende de la clasificación y que en promedio es de 4000 euros.

La falta de pago de impuestos se castiga con la suspensión de permiso por seis meses, al haber reincidencia se castiga con la pedida definitiva del permiso de operar casinos y salas de juego.

Real Decreto sobre el juego online 2011

La principal novedad es que se reconoce  la necesidad
de legislar con respecto a las nuevas tecnologías que permiten el juego a través de internet y otros formatos electrónicos.

Se establece los mecanismos de regulación para dar seguridad jurídica a operadores  y participantes en las apuestas, especialmente las electrónicas, hay mecanismos para evitar el blanqueo de capitales. Toda empresa extranjera que ofrezca apuestas en internet en España debe tener un responsable en ese país para atender las faltas a las leyes.

Leyes Regionales de juego

Aparte de las leyes con rasgo constitucional cada región en España tiene reglamentos con respecto a los juegos de azar, por ejemplo en la comunidad de Madrid.

  • El juego está prohibido a menores de edad, la persona que juega debe identificarse con el Documento Nacional de Identificación –DNI- el cuál contiene los datos del portador.
  • Es posible autoexcluirse de los casinos, si una persona considera que ha perdido control sobre su manera de apostar puede llenar una solicitud por tiempo determinado o indefinidamente, los casinos mantienen registro de éstas solicitudes y se hacen acreedores a multas  –fuertes- por permitir jugar a los ludópatas autoexcluidos.
  • Un familiar o pareja de ludópata puede solicitarle a un juez que le prohíba la entrada a los casinos a la persona, la solicitud debe ir avalada por un especialista que conozca el caso y que certifique la enfermedad.
  • Los participantes en juegos deportivos  están excluidos de apostar; propietarios de equipos, jugadores, árbitros, etc.
  • El Ministerio del Interior lleva registro de los ludópatas excluidos de los casinos y un registro de personas vinculadas a operadores del juego.
  • Solo se puede invitar por correo electrónico a una persona a participar en casinos si previamente esta persona ha consentido por escrito en recibir esa publicidad.
  • Se enumeran las acciones de protección a los consumidores tales como la obligatoriedad de informar a los apostadores de los efectos que una práctica no adecuada puede producir, cada operador de juego debe elaborar un plan para mitigar la ludopatía entre sus clientes, se deben promover actitudes de juego moderado.
  • Los operadores no pueden conceder préstamos a los apostadores bajo ninguna circunstancia so pena de serle retirada la licencia de juego.
  • Los jugadores pueden formular reclamaciones contra los operadores sobre decisiones inapropiadas en la Comisión Nacional de Juego.
  • Los operadores de sistemas electrónicos de juego en internet o en vivo tienen que poner a disposición de las autoridades los programas y equipo para verificar que no han sido manipuladas, hay una Unidad Central de Juegos encargada de revisar equipos electrónicos y sus contenidos. Toda partida electrónica debe ser registrada y almacenada para posibles revisiones.

Hay faltas al reglamento, faltas graves y faltas muy graves con sanciones definidas que van desde amonestaciones hasta el retiro de la licencia para operar.

Deja un comentario